martes, 13 de agosto de 2013

Sueño torpe

Imagino la parte más hostil de mi cerebro
como un campo sembrado
de agujas
por la acupuntura desquiciada
que pretende una cura
donde sólo hay un sueño torpe.


Si despierto, no duele.
Si duermo,
la sombra de cada aguja
deforma renglones en donde
se van descubriendo todas las palabras
que alguna vez,
en el más infinito y erótico silencio,
me supiste decir.

2 comentarios:

  1. Conde...
    Tengo suenios asi...me identifico con esto!
    Gracias!
    podrias escribir mi biografia; muchos quieren hacerlo! :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Antonio, gracias por pasar!...
    Desde ya, un honor su ofrecimiento.
    Es cuestión de que negociemos lo económico y ningún problema.
    (Muchos quieren escribir su biografía, pero también muchos quieren mi pluma, vio cómo es el mundo...)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Haga el favor de mentirme de la manera más piadosa posible en este espacio.